Cargando... por favor espere!


¿Este mensaje desaparecera?
Asegurese de que Javascript está activado y haga click en la caja
23 Abr, 2014 - 08:14   
Sexologos Valencia.  
 
InicioTienda EroticaAdministracionBuscarClinicaMi cuentaTemasAñadir noticiaDescargasForos

Clinica de Sexologia

Sexologos Valencia y Clinica de Sexologia Pérez-Vieco

Foro de Sexologia

http://www.foro.sexoafectivo.com

Tienda Erotica

http://www.tiendaerotica.es

Usuari@s Sexologos Valencia

 Bienvenido Invitado
Únete a nosotros!



El registro es completamente gratuito y podrás acceder a todas las partes de la web

 Crear una cuenta
 Login:
Usuario:


Contraseña:


Recuerdame

Miembros:
Ultimo: Nuevos Hoy:0
Ultimo: Nuevos Ayer:0
Ultimo: Total:278
Ultimo: Ultimo:
LOLITREMIÑOVALERO
Miembros: Conectados
Miembros: Miembros:0
Invitados: Invitados:2
Total: Total:2

Dispareunia. Relaciones sexuales dolorosas en hombres y mujeres

Enviado por: Admin en Martes, 26 Octubre, 2004 - 06:34 Imprimir Versión imprimible  Enviar Enviar esta historia a un amigo
Disfunciones Sexuales
La falta de lubricación es una causa común del dolor que se presenta con la penetración, pero que disminuye con el tiempo. Esto se debe frecuentemente a la falta de excitación sexual y de estimulación adecuada y, algunas veces, a los medicamentos que disminuyen la lubricación vaginal como los antihistamínicos.
La dispareunia se refiere al dolor que se presenta en el área pélvica durante o después de la relación sexual, lo cual puede ocurrir tanto en hombres como en mujeres.

Se cree que por lo menos del 75% al 80% de los casos de dispareunia son causados por factores orgánicos (fisiológicos). La falta de lubricación es una causa común del dolor que se presenta con la penetración, pero que disminuye con el tiempo. Esto se debe frecuentemente a la falta de excitación sexual y de estimulación adecuada y, algunas veces, a los medicamentos que disminuyen la lubricación vaginal como los antihistamínicos.

Los factores psicológicos casi nunca están involucrados y se asocian más comúnmente con traumas sexuales previos como violaciones o abuso sexual, sentimientos de culpabilidad o actitudes negativas hacia el sexo.

Entre las mujeres con mayor riesgo de dispareunia están aquellas que toman medicamentos que producen un efecto general de resequedad de las secreciones corporales y las que están en la etapa posmenopáusica (y que tienen resequedad vaginal ocasionada por el bajo nivel de estrógenos). Otras de las causas de esta enfermedad en las mujeres son la vaginitis (infecciones vaginales), la endometriosis, la cistitis o uretritis, los problemas ortopédicos, la retroversión uterina y el estreñimiento crónico.

Las causas más comunes del dolor que se presenta en los hombres al momento de la eyaculación son la prostatitis y la uretritis. Esto está asociado frecuentemente con una disminución reciente de la actividad sexual. El dolor que se presenta mientras se obtiene una erección puede estar asociado con inflamación o con la falta de elasticidad del prepucio, con un trauma del pene, con infecciones (como el herpes) o verrugas genitales, con las alergias o irritaciones genitales o con la curvatura del pene ocasionada por la enfermedad de Peyronie.

PREVENCIÓN

La buena higiene y el cuidado médico de rutina son una cierta forma de prevención. Asimismo, la estimulación y los juegos sexuales preliminares ayudan a asegurar una lubricación vaginal adecuada. El uso de lubricantes solubles en agua también puede ser útil. La vaselina no se debe utilizar como lubricante, ya que no es soluble en agua y puede fomentar las infecciones vaginales.

COMPLICACIONES

Con el tiempo, la dispareunia inhibe el interés y la respuesta sexual. En algunos casos se puede desarrollar vaginismo, haciendo que se presenten espasmos y contracciones involuntarias de los músculos vaginales como medida de autoprotección para prevenir el dolor que se prevé.

Causas comunes

- Compañeros sexuales impacientes o agresivos
- Relaciones sexuales prematuras después de una cirugía (episiotomía) o parto
- Menopausia, debido a los bajos niveles de hormonas femeninas (la mucosa vaginal pierde su humedad natural produciendo resequedad)
- Hemorroides
- Infecciones del tracto genitourinario (como las infecciones de la vejiga)
- Vestibulitis vulvar (inflamación del vestíbulo de la vagina el área del perineo que está entre los labios menores incluyendo el orificio vaginal y la uretra) que es una de las causas más comunes de dispareunia en las mujeres y frecuentemente se pasa por alto
- Úlceras herpéticas (ver herpes genital)
- Endometriosis


Cuidados en el hogar

La naturaleza del tratamiento y los resultados dependen de la causa del dolor.

EN LAS MUJERES
Si las relaciones sexuales dolorosas se presentan después del parto, las mujeres deben recibir un trato suave, paciente y esperar, por lo menos, 6 semanas después del nacimiento del bebé para volver a iniciar la actividad sexual.

Si las relaciones sexuales dolorosas se presentan en mujeres menopáusicas, se deben utilizar lubricantes y cremas o medicamentos que contengan estrógenos, de acuerdo con las prescripciones médicas.

Si las relaciones sexuales dolorosas son ocasionadas por endometriosis, ésta se puede tratar con medicamentos. La cirugía es otra de las posibles opciones que podría aliviar totalmente este trastorno.

Si las relaciones sexuales dolorosas son causadas por otro tipo de complicaciones, enfermedades o factores sicológicos, es recomendable buscar ayuda médica. La vestibulitis vulvar requiere generalmente de intervención quirúrgica, pero también se puede tratar con muy buenos resultados.

EN HOMBRES
Cuando las relaciones sexuales dolorosas son ocasionadas por infecciones cutáneas del pene, se recomienda utilizar antibióticos de acuerdo con la prescripción médica y cuando son ocasionadas por herpes, se deben seguir las recomendaciones médicas.

Si las relaciones sexuales son ocasionadas por prostatitis, los baños de asiento pueden ser útiles. Es necesario evitar el alcohol y la cafeína. Se deben usar los antibióticos de acuerdo con la prescripción médica para ayudar a erradicar la infección. La prostatitis y la uretritis se pueden tratar con éxito.

Cuando el dolor no es provocado por ninguna causa orgánica, la terapia sexual puede ser eficaz. En algunos casos pueden existir variables involucradas que necesitan de tratamiento con terapia, tales como los sentimientos de culpabilidad, los conflictos internos, sentimientos de abuso sexual que aún no se han resuelto y la necesidad de autoflagelación.

Web propiedad de Sexologos Valencia y la Clinica de Sexologia y Psicologia Perez-Vieco
C/ Maestro Valls, 28 - 2.
46022 - Valencia (España)
Tlf: 963812919 - 601082966

Email: Enviar mensaje a Sexologos Valencia
Todos los derechos reservados - Sexologos Valencia. Clinica de Sexologia Perez - Vieco

Directorio de Empresas de Sanidad